El carnaval donde no ves ninguna cara

Son las tres y cincuenta y cinco de la madrugada de un lunes. La ciudad de Basilea está repleta de gente: locales, vecinos de los alrededores y turistas. El frío amenaza cada zona del cuerpo, pero poco puede hacer mientras la muchedumbre te rodee y caliente con sus hombros. Todavía está oscuro. Las luces iluminan las calles del centro de la ciudad pero en cinco minutos ya no podrás ver nada. La empresa de servicios públicos de Basilea apagará las luces a las cuatro en punto para dar inicio con el Morgestraich, al Fasnacht  —carnaval de Basilea—.

Un “Clique”

En las calles hay miles de miembros activos del carnaval disfrazados. Cada uno de ellos pertenece a un grupo Clique. Estos son libres de representar cualquier cosa o cualquier personaje. Aun así, los políticos ocupan gran parte del protagonismo del  Fasnacht, como Donald Trump y Kim Jong-un, uno de los temas más mediáticos en el último año.

Una parte del disfraz es también el Larve, máscara que cubre el rostro. Gracias al Larve, todos se expresan con libertad. El anonimato les protege de acusaciones y les anima expresar todo aquello, que quizás, con la cara al descubierto no harían.

Cuando las luces se apagan, todos los miembros comienzan a tocar la canción Morgestraich. Y a partir de aquí, los tambores se apoderan del resto de la noche.

La parte más importante en el Morgestraich son las enormes linternas que representan uno de los sucesos del año anterior. No solo con imágenes, sino también con escritos sarcásticos que bromean sobre los políticos o gente famosa. Antes de esta noche, los temas son secretos. Sólo se dan a conocer cuando todo queda oscuro, y son ellos los únicos que prevalecen. A partir de ese momento, Basilea tiene por delante 72h de festejos que terminarán el jueves a las cuatro en punto de la mañana, cuando se baje el telón hasta el año siguiente.

En los videos se puede ver las comparsas en el Morgestraich y el lunes por la tarde.

Acerda de

1 Comentario

  • Chienbäse – la jugada con fuego. 14 mayo 2018 at 11 h 47 min Reply

    […] carnaval en todo el mundo y en Liestal, los ciudadanos también lo celebran. Durante el día, se disfrazan y lo celebran como la gente de Basilea. Pero una de las noches la celebran de una manera un tanto peculiar respecto al resto del […]

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: