Trip Woman. Nos queremos libres

   Becky Jaraiz y Tania Picado son activistas y autoras de Trip Woman, una app de viajes dedicada a la mujer. Como comentábamos en nuestro artículo sobre la seguridad viajera, la amenaza machista es real en todo el mundo. Pero en vez de privar nuestra libertad por el miedo, animamos a viajar tomando las precauciones adecuadas. Trip Woman es la precaución que tomas antes de abrir las alas.

   La idea nos entusiasmaba tanto que hablar con Becky y Tania se nos hizo irresistible. Les pasamos el micro. He aquí su entrevista: 

Vosotras:

Pregunta: Antes que nada, conoceros. ¿De dónde sois? ¿Qué estudiasteis? ¿A qué os dedicáis en la actualidad?
Tania: ¡Hola! Becky es de Valencia y yo de Almería.
Becky: Tania estudió Comercio Internacional y completó su capacitación con cursos de técnicas de investigación de mercado. Yo estudié Bellas Artes y me especialicé en Diseño. Más tarde hice una formación profesional en diseño web y online marketing en Alemania.
T y B: Trabajamos de lo nuestro y además ¡en TripWoman!

P: ¿Cómo os conocisteis?
T y B: Nos conocimos a través de comunidades online y más tarde en persona.

Trip Woman

P: ¿Cómo y cuándo surgió la idea de la app para viajeras?
T: Fue tras el asesinato de las argentinas mochileras Marina Menegazzo y Maria José Coni en Ecuador. Esa noche lloré de frustración porque siempre nos toca a nosotras. Salieron a disfrutar y no regresaron jamás. No hay derecho. Se me ocurrió crear una barrera de protección femenina alrededor del mundo.

P: ¿Cuál es vuestra motivación y objetivo para llevar a cabo esta labor?
T y B: Hemos visto viajar desde una perspectiva de género ya que nosotras sentimos mucho más miedo que ellos y, por ende, tenemos menos libertad al decidir movernos por el mundo. El miedo es también una manera de opresión. Nuestra motivación y objetivo es paliar ese miedo y motivar a más mujeres a que cumplan sus sueños.

P: ¿Qué opciones/secciones ofrece esta aplicación?
B: Es complicado determinarlas todas ahora. Cuando lanzas una aplicación hay cosas que creías que iban a funcionar y nadie las utiliza o le empiezan a dar un uso totalmente distinto al esperado. Así que las extensiones y opciones se van adaptando a las usuarias. Cuando la aplicación salga, el registro será sólo posible con documento oficial/pasaporte, el botón de emergencia simplificado estará disponible así como un servicio de mensajería interna y una sección para intercambio de alojamiento.

P: ¿En qué consiste vuestro proceso de documentación?
T: Hemos dedicado más de un año y medio a observar cientos de grupos de mujeres viajeras, sus necesidades y pensamientos a través de comentarios. Hemos visto patrones de comportamiento ante situaciones, como el miedo, el cual se repite sin importar país de destino, nacionalidad, raza o religión. También hemos analizado la competencia, sus desventajas y ventajas. Y sobre todo qué les falta. Todas esas características las hemos reunido en TripWoman.

 P: Algo llamativo y muy valioso es el botón de emergencia que incluye el programa. ¿Funciona en cualquier país? 

34704866_453545915101040_488548561370218496_o

B: Sí, en cualquier territorio. Es cierto que hay países donde el servicio de datos está vetado, pero hay maneras alternativas de crear mapas y proyectar las posiciones de los dispositivos móviles.

P: ¿Qué respuesta obtuvisteis (y seguís recibiendo actualmente) del público y los medios ante vuestra idea? ¿Está cumpliendo vuestras expectativas?
T y B: El público y las redes sociales han abrazado muy bien TripWoman. Hemos recibido muchas críticas positivas, mucho apoyo y cada vez son más medios los que nos dan una oportunidad. Y sí, las está superando la verdad.

P: Tengo entendido que el proceso de crowfounding ha terminado. ¿Cuál es vuestra valoración al respecto? 
T: Un Crowdfunding no es como muchos piensan,tener una buena idea,poner unas cuantas fotos y un video y todo lo demás viene solo,nada de eso.

   El Crowdfunding tiene muchísimo trabajo detrás, se debe de hacer una investigación para determinar cómo de grande es el mercado al que te vas a dirigir, analizar las demandas de los futuros clientes y escucharlos con atención puesto que son ellos los que marcarán el ritmo del producto, además de desarrollar la idea necesitas un buen marketing y un plan de desarrollo monetario, debes de tener todo preparado y bien atado por si algún inversor contacta durante el curso de este .

P: ¿Qué consejo daríais para alguien que quiere iniciar un proyecto de crowdfounding tras esta experiencia?
Que después de desarrollar el proyecto y meses antes del lanzar el Crowdfunding se deben contactar a los medios de comunicación, posibles patrocinadores, multiplicadores e inversores, todo esto requiere muchísimo tiempo. Éste fue concretamente nuestro gran error, no puedes lanzarlo sin que nadie conozca el producto, primero el cliente debe familiarizarse con él si quieres que te apoyen económicamente. Si no lo conocen, desconfían y a nosotras un mes se nos ha quedado corto para hacer todo esto.

 P: ¿Cuál es el siguiente paso previsto para la app? 
T: Ya estamos en ello, hemos seleccionado al mejor CTO que hemos encontrado, mi amigo y ahora compañero de proyecto José Cantón. Él es programador y ya está trabajando en el desarrollo de ésta junto a nosotras. Que un crowdfunding no funcione no es el fin de un proyecto sino dejar de creer en él. Mientras haya  ilusión y ganas habrá proyecto, el caso es no rendirse, levantarse siempre, buscar alternativas y rodearse de la gente correcta.

   La app que saldrá a principios de Julio no será la versión definitiva pero será bastante completa para incrementar la seguridad que es lo que realmente nos importa y poner a las viajeras en contacto en el país destino. La segunda versión vendrá más a delante cuando consigamos financiación porque estamos bajo mínimos pero con mucho amor y ganas. Eso nos ha traído hasta aquí.

   Nuestro mayor enfoque ahora mismo está en cómo poder realizar la app con las funciones de seguridad (las de ocio ya vendrán más adelante), pues creemos urgente su creación.

Viajes:

P: Se entiende que sois unas amantes del viaje. ¿Cuál fue el primer país/ciudad al que viajasteis (juntas o por separado)?
B: Mi primer destino sola fue con 18 años a Londres por más de un mes.
T: También a Londres por 5 meses. Tenía 24 años.
B: Juntas no hemos viajado, pero pronto… 🙂

P: Desde entonces, ¿qué lugares alrededor del globo habéis pisado?
B: De Europa pocos países me quedan ya por pisar.
T: Yo, al igual que Becky, he conocido gran parte de Europa y recorrí Tailandia de norte a sur.

 P: ¿Sois de las que prefieren alejarse de la ruta de “los 10 imprescindibles” y viajar de manera independiente y “exploradora”? ¿O preferís ceñiros a la seguridad de los itinerarios conocidos y transitados? 
T y B:  Depende. El tiempo juega un papel primordial. Somos de las que nos gusta viajar lento porque se descubre mucho más (y se gasta menos). También somos aventureras y nos encanta alejarnos de tal ruta. Algo que apreciamos es conocer a gente local. Siempre aprendes mucho más sobre la cultura. Lamentablemente, si viajas sola es más complicado pues alejarte de itinerarios conocidos y transitados supone poner en peligro tu integridad física.

Viajeras y seguridad:

30629936_430838487371783_8575668372795031552_o.jpg

 P: ¿Cuáles diríais que son los principales miedos de las mujeres viajeras? ¿Por qué?
T y B: Hablando claro: miedo a los hombres, a que nos agredan. Desde que tenemos uso de razón nos educan para temerles. Escuchamos “hay que ir con cuidado”, “avisa cuando llegues a casa”, “no vayas tan destapada”, etc. Son muchas las aberraciones sufridas y que sufrimos. Todo ello alimenta al miedo. Incluso existe el miedo a tener miedo durante el viaje. Somos un objetivo frágil. No es ningún secreto.

 Según medios como La Vanguardia o el International Women’s Travel Center, estos fueron algunos de los destinos más peligrosos para la mujer en 2017: Egipto, Turquía, India, Marruecos, Perú, Jamaica, Ecuador, Colombia, Arabia Saudita, Kenia, México. Se considera que la peligrosidad aumenta cuando la viajera se aleja de la ruta turística y se adentra en zonas desconocidas de las ciudades o zonas rurales.

P: ¿Habéis llegado a visitar alguno de estos países o algún otro considerado peligroso por los medios?
T y B: Lamentablemente, no. Pero hemos leído maravillas en grupos de mujeres que visitaron solas, por ejemplo, Egipto o India. También desde Alemania se suele viajar bastante a Turquía. Aunque lo cierto es que tanto en Turquía como México hay complejos turísticos donde se percibe es una visión distorsionada de la situación del país.

P: Según vuestra experiencia, ¿coincidís con la opinión de dichos medios?
T y B: Sí y no. Personalmente no nos hemos atrevido a pasar por esos países precisamente por ese tipo de información. No obstante, hay mujeres valientes que sí lo han hecho y comparten sus experiencias para animar a otras a hacerlo. Lo ideal sería ser libres, no valientes.

P: ¿Cuál sería entonces para vosotras el destino más inseguro para la mujer?
T: México por la alta tasa de feminicidios o India por algunos relatos leídos de viajeras.
B: A mí me daría más miedo, por ejemplo, Estados Unidos por la perturbadora facilidad de obtener armas.

P: ¿Habéis llegado a pasar miedo en alguno de estos lugares (o en cualquier otro destino) por la condición de mujer?
T: En Londres. Buscaba trabajo cuando un tipo me vio cargada con currículums bajo el brazo. Se acercó y me ofreció trabajo. Éste me citó en la puerta de su restaurante (aún no sé si lo era), me convenció para subirme en el coche y enseñarme otro de sus restaurantes en el que necesitaba personal. Me llevó a un hotel de carretera a unos 40 km de Londres. El miedo a no volver a ver a mi madre me tenía horrorizada. No podía llamar a nadie ni a la policía. Estaba sola y todavía no hablaba inglés.
B: En una de mis rutas por los países nórdicos, cerca de la ciudad de Estocolmo, otro chico me alojó gratis en su casa. Amablemente me ofreció su cama, que él ya estaba acostumbrado al sofá. Bebimos un par de cervezas y nos dimos las buenas noches ya que mi tren salía temprano. Mientras dormía se metió en la cama. Fueron horas horribles en las que agradecí salir de allí.

P: ¿Cuál es la recepción y actitud de los locales en estos destinos al encontrarse con chicas viajando solas?
T y B: Las experiencias contadas por amigas oscilan entre coincidir con gente muy hospitalaria y otra horrible. Lo que es cierto es que cuando una mujer viaja sola siempre causa admiración y automáticamente la adjetivas de valiente.

P: ¿Diríais que la actitud y comportamiento machista en estos lugares es muy diferente al que una mujer viajera puede recibir en un país europeo y occidental?
T y B: Bueno, es difícil contestar a esa pregunta manteniéndose al margen de las políticas y culturas de cada país. El machismo se ha fosilizado en muchas culturas y de ahí han brotado terribles políticas. Y, a su vez, la política incide sobre la cultura. Hablamos, aquí, de una retroalimentación. No vemos menos machismo en Europa que en otros continentes. No vemos menos machismo en Alemania, que tiene fama de ser un país muy desarrollado, que en España.

Mitos y occidente

P: ¿Creéis que los medios o el boca a boca han creado mitos en torno a la peligrosidad de ciertos países para la mujer?
T y B: Sí, desde luego.

P: ¿Por qué?
T y B: Creemos que los medios siempre nos hacen “ver paja en el ojo ajeno” o proyectan lo que les interesa con tal de mantener la población bajo dominio. Acentúan el peligro de Oriente Medio o América Latina, por ejemplo, y le restan importancia a la barbaridad de feminicidios por año. El terror y el miedo son mecanismos potentísimos de control.

P: ¿Y mitos en torno a la mujer que viaja sola?
T y B: Los peligros de viajar sola no son otros a los que nos enfrentamos las mujeres diariamente. La única diferencia es que viajar (o emigrar) sola te hace aún más vulnerable si no hablas el idioma, si desconoces las leyes o si tu presupuesto no es muy alto.

  Los medios también tildan otras culturas (pobres claro) u otras religiones como más machistas. Se habla de lo opresores y sexistas que son los hombres en otros lugares porque allí algunas mujeres llevan velo. Se piensa que la mujer que viaja a medio oriente sola, por ejemplo, tiene más riesgo que la que vuelve sola a casa en una ciudad europea. Sabemos por anécdotas de amigas mochileras que no es así. Creemos que viajar sola no sólo implica descubrir paisajes sino también la verdad sobre estos mitos. Así como lo capaz e independiente que puedes llegar a ser. Y eso, puede que no le interese mucho a un sistema que obtiene beneficios cuando la mujer no abandona nunca su casa. ¿Quién va a cuidar de los niños? ¿Quién va a fregar los platos?

P: ¿Qué tipo de actitudes y respuesta habéis recibido en vuestro entorno familiar, de amistades, etc, ante la idea de viajar solas?
T: Siempre miedo porque eres una mujer indefensa y el mundo es peligroso.
B: En mi caso ya se han acostumbrado. Siempre me dicen que soy muy valiente. Y el ser valiente implica que te enfrentas a algo que es temible.

P: ¿Qué opináis al respecto?
T y B: Que por ser mujeres siempre “hemos” de ser más cautelosas y ser responsables de nuestra propia seguridad. Lo cual no es justo. Cuando asesinaron a Maria Menegazzo y Maria José Coni fueron muchos los comentarios preguntando: “¿qué hacían viajando solas?”.

Y ya terminando…

28577314_414937582295207_6639699369502552315_n

P: ¿Qué consejos de seguridad daríais a chicas que quieren viajar solas en general y en especial a chicas que quieren viajar a lugares entendidos como peligrosos?
T y B: Antes aclarar que no son responsables de su seguridad. Después que se informen sobre el destino antes de ir, a ser posible con alguien local, que el alojamiento sea de alguien de fiar y que sepas que hay alguien que habla tu idioma para poder ayudarte en caso de emergencia. Todo esto será posible en pocos meses gracias a TripWoman 🙂

P: ¿Qué labor podemos llevar a cabo cada un@ de nosotr@s para mejorar la situación de la mujer tanto en nuestro entorno cercano como alrededor del mundo?
T y B: Debemos ser conscientes de nuestros privilegios y desventajas. Para ello se tienen que visibilizar injusticias que vienen disfrazadas de tradición o normalidad. La educación es la clave y va dirigida a tod@s.

P: ¿Cuál es vuestro próximo destino en mente? ¿Por qué?
T: En principio era Kenia pero Becky y yo pensamos en ir juntas a Nueva Zelanda. Estamos trabajando muy duro en TripWoman. ¡Quizá sea bueno para estrenar la app!
B: Estoy deseando conocer Asia y Oceanía. Algo bien lejos. Tengo muchas ganas de vivir un shock cultural. A veces ese shock viene tras descubrir más semejanzas que diferencias entre culturas.      

P: ¿Os gustaría añadir algún comentario/crítica/opinión que os parezca importante?
T y B: ¡Queda ya menos para que TripWoman llegue! hasta entonces os esperamos en nuestras redes sociales.

 ¡¡¡Gracias!!!

   Tras la entrevista a Trip Woman quisimos escuchar la experiencia de otras viajeras empedernidas y comparar su opinión sobre la seguridad de la mujer que viaja y los mitos entorno a ella. Así pues, expusimos estas mismas preguntas a varias aventureras. Sus voces son pura inspiración. Pronto publicaremos en Por la tanGente las respuestas de: Hellen, Nicole Bonilla, Paula Chamas y Claudia Costa.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: