Chienbäse – la jugada con fuego

Estamos en una pequeña ciudad de 14.000 habitantes de Suiza llamada Liestal. La ciudad tiene casas blancas con pequeñas puertas marrones, que se hicieron hace cientos de años. Una puerta marca la entrada a la ciudad. Es del siglo XIII. Cada año, el interior de las pulidas casas necesita ser pintado de blanco, ya que a causa de una noche muy especial se tiñe de negro por el hollín del fuego. Este día se conoce por Chienbäse.

Es carnaval en todo el mundo y en Liestal, los ciudadanos también lo celebran. Durante el día, se disfrazan y lo celebran como la gente de Basilea. Pero una de las noches la celebran de una manera un tanto peculiar respecto al resto del mundo.

Para evitar el invierno, usan fuego. En 1902 fue la primera vez que la ciudad permitió que la gente llevara fuego a través de la ciudad y en 1920 solo se llevó a cabo el desfile con antorchas debido a una epidemia. No había un carnaval aparte de eso. El Chienbäse, cómo se conoce hoy en día existe desde 1924. Se dice que Eugen Stutz, un pastelero, es el padre de la festividad de Chienbäse. En su panadería, se utilizaba una madera que se quemaba durante más tiempo de lo normal. Eugen Stutz usó esta madera llamada “Chien” en alemán suizo, para formar las escobas para carnaval. Las escobas están hechas de una forma peculiar para que así puedan arder durante más tiempo. Durante la Segunda Guerra Mundial no se celebró el Chienbäse, pero cuando terminó la guerra, la tradición continuó. Desde el comienzo de su tradición, cientos de voluntarios y bomberos recorren la ciudad con flamantes carros y escobas. Y todos ellos deben atravesar la puerta de entrada a la ciudad. El humo sube en el aire y ensucia las paredes blancas de la puerta. Es por eso que al día siguiente necesita una nueva capa de pintura.

Muchos bomberos de toda la región vienen a la ciudad con su camión para protegerla de las quemaduras porque las casas son muy viejas y algunas de ellas todavía tienen leña que podría provocar un incendio.

En la calle principal hay 50.000 visitantes de todo el mundo esperando ver el Chienbäse. Especialmente para las personas que vinieron a ver el Fasnacht (carnaval) en Basilea, es una gran oportunidad para ver algo diferente una noche antes de que todo comience en Basilea.

Es muy importante que las personas que acuden allí, utilicen ropa vieja que pueda ensuciarse porque los incendios son tan grandes, que es muy posible que algunas chispas los atrapen.

Debido a que es difícil imaginar cómo se es esta festividad, aquí hay un breve video para obtener algunas impresiones:

Acerda de

Sin Comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: