La joya del Pacífico, te llaman los marinos

Valparaíso es uno de esos lugares que todos dicen que si vas a Chile, debes conocer. En mi caso, crecí visitándolo, recorriendo sus cerros en cada paseo escolar y domingo familiar.

Valparaíso tiene algo, no sabría bien decir qué. Hay mucha gente enamorada de esta ciudad, y muchos que la odian. Sin dudas, este puerto vibra de historia, leyendas y rincones que en cada esquina descubren su magia.
Remontémonos a su historia. Antes de ser “descubiertos” por los conquistadores españoles, en Valparaíso vivían los Changos, indígenas que se dedicaban a la labranza y la pesca. Posteriormente en la Colonia, se convirtió en el puerto de entrada a Santiago, capital de Chile, y comerciaba principalmente con el puerto de Callao en Perú. Luego, con la Independencia y la libertad de comercio, comenzó una gran expansión económica de esta ciudad. Todo este auge se vio reflejado en un aumento significativo de su población: 5.000 habitantes en el año 1810 y tan solo 32 años después, ya habían 40.000 habitantes. Esto también se debió a la gran inmigración de extranjeros que eran atraídos por las miles de posibilidades que el puerto ofrecía para comerciar con las nuevas repúblicas de América, por lo que Valparaíso se convirtió en una cuna de oportunidades.

Producto del crecimiento que tuvo esta ciudad, y de la llegada de inmigrantes, la sociedad porteña fue cambiando y Valparaíso se fue transformando rápidamente en una ciudad cosmopolita. Esto lógicamente trascendió al desarrollo urbano y a su arquitectura, es por esto que hoy en día si caminamos por sus cerros, podemos ver construcciones de dos o tres pisos al estilo europeo. Además, en esa época se trabajó con gran preocupación en obras públicas y en la urbanización de la ciudad, por lo que se comenzó a excavar los cerros y así poder ampliar la zona del plan, donde todos los materiales que se extraían se utilizaban para ganar aún más terreno en el mar.

En cuanto a la sociedad porteña, a pesar de todo el crecimiento económico en las últimas décadas del siglo XIX, seguía viviendo en una situación de marginalidad. Debido a su condición de puerto principal, la noche revivía en centros de diversión para todos los marineros que llegaban diariamente, por lo que la pobreza, enfermedades y prostitución llenaban sus calles.

Esta situación se agravó cuando por el año 1914 se construyó el Canal de Panamá que desvió gran parte del comercio americano, dejando a Valparaíso en un segundo plano. Este puerto nunca volvió a ser el mismo de antes.

Toda esta historia aún sigue impregnando cada rincón de esta ciudad. Cuando visitas el puerto, aun lo ves así: auténtico. Tal vez a mí ya se me hace natural, porque soy chilena, pero no me deja de impactar como cada vez que camino por sus calles puedes sentir y oler aquellos tiempos de gloria, decadencia y nostalgia.

Si visitas esta ciudad, tómate el tiempo necesario para caminarla. Sí, es un subir y bajar los cerros, pero vale absolutamente la pena. Piérdete en sus callejones y escaleras, escucha el sonido de las gaviotas, respira el olor del mar, disfruta sus murales y colores. Descubre sus días y sus noches, las comidas y los bailes, conoce a los vendedores ambulantes, sube y baja los ascensores, acaricia sus gatos, visita las caletas, sube a las lanchas y goza el pacífico que te envuelve.

Y ahora, si es que aún no puedes visitar Valparaíso o simplemente deseas trasladarte a sus calles, te dejo un video que nuestros amigos de Awen Films Chile prepararon para que durante unos minutos podamos sentir toda esa vibra y magia que nos deja el puerto principal. Si quieres seguir descubriendo Chile y Latinoamérica, los dejamos invitados a seguir al equipo de Awen Films Chile que con su trabajo nos trasladan a lugares increíbles.

Acerda de

Sin Comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: