Nosotros

Ellos.

Eran seis desconocidos. No fue casualidad, nunca lo ha sido. Algo les unía. Y una vez juntos, empezaron a conocerse. Fue sencillo, dócil, natural, instintivo, el descubrir. «¿Qué? ¿Por qué? ¿Quién?» Descubrir que compartían lo que les ha llevado a tantos —y a veces a tan pocos— a buscar, arriesgarse, apostar.

La curiosidad.

Más tarde se dieron cuenta que allí a lo lejos, se escuchaban voces. Sentían el leve ruido de un eco, así que le pidieron a la curiosidad que se uniera con los otros cinco sentidos para hacer un trato. Aunque más que un trato, un compromiso. Y más que un compromiso, una obligación. La curiosidad, junto con el habla, la vista, el oído, el tacto y el sabor acordaron amplificar esas voces. ¡Y no solo eso! Sino también buscar a aquellos y aquellas a quienes nunca se les dio voz para prestarles la suya y quizás, con un poco de paciencia, hablasen.

Por la tanGente, más que un blog, es un camino. Por él se viaja hacia los distintos relatos, sueños y deseos, a través del afán incansable de estos seis desconocidos por descubrir: gente, historias, lugares, rincones, verdades y mentiras que engloban la circunferencia y el caos por el que, a su vez, coincide la tangente.

Nosotros somos ellos. Ellos eres tu.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies